Top 10

¿Qué pasó con la herencia de María Félix?

La herencia de “La Doña”, estrella de la época de oro del cine mexicano, desató una guerra sin cuartel entre sus familiares, pero ninguno obtuvo un solo peso…
Maricela Flores | 8 de Abril de 2020 | 04:00
herencia de María Félix
Foto: Wikipedia

Talentosa, hermosa, altanera y hasta soberbia, así era María Félix y ella misma lo reconocía. Era un enigma para los hombres que la rodeaban y se desvivían por cumplir sus caprichos, pero también lo era para aquellas mujeres que veían en ella un ejemplo del empoderamiento femenino.

María Félix fue un mito que ella misma ayudó a construir. Siempre guardó celosamente, lo más que pudo, su vida personal, y aunque durante su carrera se enfrentó a decenas de escándalos, el más grande llegó cuando murió.

La actriz falleció el 8 de abril de 2002 (mismo día de su nacimiento, pero de 1914) y uno de los temas más controvertidos alrededor de su deceso, era la herencia de María Félix.

(Foto: Wikipedia)

La Doña” sorprendió a todos con su última voluntad. Hay que recordar que su único hijo Enrique Álvarez Félix falleció seis años antes y sus ex esposos Enrique Álvarez, Agustín Lara, Jorge Negrete y Alex Berger murieron mucho antes que ella, así que el gran beneficiado fue su chofer y asistente personal, Luis Martínez de Anda.

El patrimonio de la actriz incluía una notable colección de arte, propiedades, una colección de joyas de la casa Cartier y varios bienes más, que sumaban millones de dólares.

Martínez de Anda estuvo con ella durante los últimos 10 años de su vida y por ello, María Félix le agradeció dejándole bienes como una residencia en Polanco y la hermosa mansión en Cuernavaca, Morelos, conocida como “La casa de las tortugas”, así como la mitad de la fortuna que mantenía en sus cuentas bancarias. La otra mitad fue para su último compañero de vida, el pintor francés Antoine Tzapoff.

Este legado fue causa de controversia, pues Benjamín, hermano menor de María Félix, afirmó que habían matado a la actriz y que todo alrededor de su deceso resultaba muy sospechoso.

María Félix y la difícil relación con su único hijo, Enrique

(Foto: Wikimedia Commons)

 

Exhuman a María Félix por su herencia

Los familiares de María Félix, con quienes ya no tenía una relación cercana, señalaban que “La Doña” había muerto en circunstancias muy extrañas y que era muy raro que no los hubiera considerado en su testamento. Benjamín, hermano de “la Doña”, presentó una denuncia penal por irregularidades en la muerte de la actriz.

Todo este escándalo llevó a la exhumación del cuerpo de María Félix. Cuatro meses después de que los restos de la actriz fueran depositados junto a los de su hijo Enrique Álvarez Félix, en el Panteón Francés de la Ciudad de México, el 29 de agosto de 2002, la actriz fue sacada de su tumba, en una diligencia que duró más de 5 horas. Sus restos se encontraban en mejores condiciones de las que se creía. Se tomaron muestras de tejido del cuerpo y no se encontraron indicios de un posible envenenamiento, así que fue devuelta a su misma fosa

Benjamín Félix desistió de seguir las pesquisas y se dijo arrepentido por lo sucedido; dijo que era muy extraño que su famosa hermana hubiera elegido a un desconocido como su heredero universal, pero que renunciaba a cualquier derecho o bien que le pudiera corresponder. En tanto, Martínez de Anda tomó posesión de la herencia que le dejó María Félix.

Enrique y María Félix. (Foto: Fototeca El Universal)

 

Ofelia Medina rechazó la herencia de María Félix

En realidad no es que el nombre de la actriz haya estado en el testamento de María Félix, sino que Ofelia Medina despreció la herencia de la Diva del cine mexicano cuando ésta aún estaba viva; no en una, sino en dos ocasiones.

Medina y el único hijo de “La Doña”, Enrique Álvarez Félix, protagonizaron la telenovela Rina, a finales de los años 70 y fue ahí que se hicieron grandes amigos. Enrique le propuso a Ofelia tener una relación sentimental e incluso le ofreció parte de la herencia que le dejaría su madre.

“Enrique me propuso matrimonio, me dijo que por qué no nos casábamos, que sería lindísimo. Yo le dije que era el halago más grande que me habían hecho en mi vida, pero que yo no creo en el matrimonio y no me hubiera casado con él”, contó Ofelia en una entrevista.

La segunda ocasión llegó tiempo después, cuando Enrique la invitó a cenar con su madre; le volvió a decir que estaba a su disposición todo lo que su madre le dejara al morir, pero Ofelia nuevamente se negó y le dio las gracias.

Enrique Álvarez y Ofelia Medina en la telenovela Rina. (Foto: Wikipedia)

 

Con información de Univisión y Las estrellas.

VIDEO:

Comentarios

 

Tienes que ver esto