Top 10

Ed Gein, el asesino que fabricaba terribles objetos con la piel de sus víctimas

“El carnicero de Plainfield” usaba piel humana para tapizar sillas, crear cinturones y lámparas…
Maricela Flores | 17 de Marzo de 2020 | 11:25
Ed Gein el asesino que fabricaba objetos con la piel de sus víctimas
Fotos: Wikipedia/Facebook Arte Macabro

La historia de Ed Gein, conocido como “El carnicero de Plainfield”, inspiró a los personajes de Norman Bates, en la cinta Psicosis y Buffalo Bill, en El Silencio de los Inocentes. Se trata de un asesino que no conforme con creer que tenía el poder de quitarle la vida a una persona, usaba su piel para crear accesorios terroríficos.

Lámparas, sillas y otros objetos hechos con ¡piel humana! Pero ¿Quién era Ed Gein?

Ed Gein (Foto: Especial/El Universal)

La familia de Ed Gein

Edward Theodore Gein nació el 27 de agosto de 1906 en el condado de La Crosse, en Wisconsin, Estados Unidos. Su padre era George P. Gein, un alcohólico que tenía una tienda de comestibles y su madre, Augusta T. Lehrk, se dedicaba al hogar; además tenía un hermano cuatro años mayor llamado Henry.

Cuando Ed tenía ocho años de edad se mudó con su familia al poblado de Plainfield, donde comenzó una extraña relación con su madre. Ella era una fanática religiosa que consideraba que las mujeres habían sido creadas por el diablo para tentar a los hombres. Obligaba a sus hijos a leer la Biblia y sólo había tenido sexo con su marido con fines reproductivos.

Hay versiones que señalan que Ed era un buen estudiante, pero abandonó la escuela para trabajar en la granja, en donde se mantuvo hasta la muerte de su padre, en 1940. Posteriormente comenzó a realizar otras tareas, como cuidar a los hijos de sus vecinos, pues decía que se entendía mejor con ellos que con los adultos.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sydney & Kayla (@umwhatpodcast) el 8 Mar, 2020 a las 6:42 PDT

 

La primera víctima de Ed Gein

Henry comenzó a criticar la manera en que se desenvolvía su madre, situación que no le agradaba a Ed. Fue en este contexto que el 16 de mayo de 1944 se produjo un extraño incendio dentro de la propiedad de la familia. El fuego se descontroló y se acercó a casa de los Gein; cuando los bomberos apagaron las llamas encontraron el cuerpo sin vida de Henry, el cual había muerto por asfixia, no por el incendio.

La muerte de su hermano le dejó a Ed el camino libre para la relación incestuosa con su madre Augusta, pero apenas unos meses después, la mujer sufrió una apoplejía que la dejó paralizada. El 29 de diciembre de 1944, la señora Gein murió y Ed perdió su único vínculo con la cordura.

Ted Bundy, el día que fue ejecutado el asesino serial

El asesinato de Mary Hogan

Mary Hogan murió el 8 de diciembre de 1954. Ella era de Dallas pero se mudó a Plainfield donde atendía un bar. Ed entró al local cuando Mary ya había cerrado, pero ella confiaba en él, así que lo dejó pasar. Una vez adentro le disparó con un revólver, tomó el cuerpo sin vida y lo llevó a su casa.

La desaparición de Hogan comenzó a investigarse, pero el alguacil era tan inexperto que no avanzó prácticamente nada. Se dice que incluso bromeaba y decía “No ha desaparecido, está en mi granja”. Años después, cuando la policía llegó a cada de Gein, halló la cabeza de Mary en una bolsa.

Algunas de las creaciones de Ed Gein. (Foto: aminoapps.com)

El último crimen de Ed Gein

La última víctima de este sujeto fue la dueña de una ferretería, Bernice Worden. El asesinato ocurrió el 15 de noviembre de 1957, cuando Ed entró al local y pidió un galón de anticongelante. La mujer simplemente desapareció. Cuando el hijo de Bernice regresó a su hogar, después de participar en la temporada de caza, no halló a su madre y todo apuntaba a Ed, pues su nombre era el último en una factura de venta.

 

La detención de Ed Gein

Cuando la policía llegó a su casa, Ed ni siquiera había ocultado el cuerpo de Bernice. Lo había destripado y lo tenía colgado de las piernas y le había colocado unos ganchos en las orejas; se cree que lo usaría para decorar su casa, como un trofeo.

Como la granja no tenía luz, en medio de la oscuridad, la policía descubrió fragmentos humanos y varios objetos que Ed había elaborado con la piel de sus víctimas, como sillas y leotardos; había una lámpara con rostros humanos, el cordón de una ventana hecho con labios y un cinturón hecho con pezones. En una bolsa estaba el rostro de Mary Hogan y en una caja, su cráneo.

Ed Gein estuvo más de 30 horas en silencio; cuando lo amenazaron con ponerle el cadáver de Bernice enfrente, comenzó a hablar. “El carnicero de Plainfield” como lo llamaban ya, confesó que desde la muerte de su madre Augusta visitó más de 40 veces el cementerio para espiar los obituarios y conocer cuándo y dónde enterrarían a mujeres para profanar sus tumbas. A veces robaba cuerpos enteros y otras, sólo algunas partes.

Algunos expertos señalan que su objetivo era transformarse en una mujer, mientras que otros indican que buscaba llenar el vacío que su madre había dejado. Ed fue evaluado por más de un mes y en enero de 1958 se realizó una audiencia en la que se le declaró esquizofrénico y propenso a sufrir alucinaciones, por lo que fue enviado a un hospital psiquiátrico.

En los periódicos se publicó el atroz caso. (Foto: Oshkosh Daily Northwestern)

El fin de Ed Gein

El pueblo de Plainfield quería acabar con el revuelo que había causado Ed, así que el 30 de marzo de 1958, día en que se subastaría la granja de los Gein, el inmueble fue incendiado; sobrevivieron muy pocas cosas, como el auto del “carnicero de Plainfield”.

Ed pasó sus últimos días tumbado en su cama. Murió de un paro cardiorrespiratorio a los 77 años. Lo enterraron junto a Augusta en un cementerio de Plainfield.

10 casos de asesinos seriales que nunca fueron atrapados

Cinturón hecho con pezones. (Foto: aminoapps.com)

 

Ed Gein, símbolo de inspiración

Por difícil que parezca de creer, este hombre se convirtió en fuente de inspiración en el mundo del cine. Para muestra están Psicosis de Alfred Hitchcock o Masacre en Texas. Pero su historia ha llegado también al mundo de la moda, pues los diseñadores australianos Kayla Arena y Toby Barron crearon toda una línea de ropa basada en los terribles crímenes del asesino norteamericano.

En realidad no existen imágenes (o no se hicieron públicas) de todos los objetos que Ed Gein creó con la piel de sus víctimas, pues algunos fueron incinerados por la policía y otros se perdieron durante en el incendio de la casa del asesino, pero aquí te dejamos una muestra de la colección creada por Arena y Barron, para que tengas una noción de lo que hacía “El carnicero de Plainfield”.

Con información de Infobae.

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto