Top 10

Los retos que enfrentó Joaquín Phoenix para convertirse en “Joker”

Joaquin Phoenix perdió 23 kilos de peso y estuvo, durante meses, ensayando la “risa dolorosa” del Guasón
Maricela Flores | 8 de Octubre de 2019 | 04:00
Joaquin Phoenix, Joker, retos, actor, pérdida de peso, villano, Batman, DC, Arthir Fleck,
Fotos: AP/Warner Bros.

En estos momentos, el mundo cinematográfico se divide en dos: quienes vieron y amaron la película Joker y quienes la odiaron. Pero en lo que la mayoría coincide es en la tremenda actuación de Joaquin Phoenix.

En la cinta dirigida por Todd Phillips, conocemos a Arthur Fleck, un hombre deprimido que intenta construir una carrera como comediante, pero constantemente es rechazado y golpeado (simbólica y literalmente) por la sociedad, hasta que decide tomar revancha.

Este Joker se basa en algunos elementos del cómic, pero sin apegarse totalmente. Es así que de la mano de Joaquin Phoenix acompañamos a un payaso con una gran depresión, hasta el momento en el que se convierte en un ícono criminal en Ciudad Gótica.

Pero para meterse en la piel del gran adversario de Batman, Joaquin Phoenix se sometió a un cambio físico radical y enfrentó diversos retos que ahora lo colocan como el gran favorito al Óscar...

1. Bajó 23 kilos

Perder ese peso, a los 44 años de edad, no fue nada fácil, aunque el actor reconoce que se obsesionó con llegar al peso que quería. Estuvo cuatro meses a dieta y aunque varios medios señalaron que únicamente comía una manzana al día, Phoenix aclaró que también ingería otros alimentos muy ligeros, como lechuga o ejotes al vapor. Evidentemente, todo el proceso estuvo supervisado por un médico, pues quería perder peso, pero sin poner en riesgo su salud.

El actor reconoce que limitar tanto su alimentación hizo que durante el rodaje sintiera que perdía el control de sus actos y afirma que perder tanto peso en tan poco tiempo lo afectó psicológicamente. Lo “positivo” de esto es que al estar tan delgado se sintió capaz de mover su cuerpo de maneras en las que nunca había podido, aportando más personalidad al personaje.

(Foto: Warner Bros.)

2. La risa dolorosa

La peculiar risa del Joker tampoco fue fácil de lograr. Durante meses, el actor estuvo practicando esta “risa del dolor”. El director Todd Phillips le mostró a Phoenix, videos de personas que sufrieron de la risa patológica como resultado de distintas afecciones médicas. La epilepsia gelástica es una patología que produce risa descontrolada y excesiva, aunque los pacientes no sientan alegría.

Más que el maquillaje o el peso, la risa era el rasgo que más preocupaba a Joquin Phoenix, de hecho, llegó a señalar que dejaría la película si no obtenía el resultado deseado.

Joaquin Phoenix y los actores que se han metido en la piel del "Joker"

3. El baile

Joaquin Phoenix pasó más de cuatro meses practicando pasos de baile inspirado en Ray Bolger. Este último, en la canción The Old Soft Shoe, tenía cierta arrogancia rara en sus movimientos que Phoenix decidió imitarlo casi por completo, sobre todo esa peculiar manera de levantar la barbilla. Así es el Joker… arrogante.

(Foto: Warner Bros.)

4. Investigación minuciosa

El actor dedicó varios días a leer libros sobre asesinos con diferentes tipos de personalidades, a fin de nutrir su interpretación. “También hay un libro sobre asesinos políticos que me pareció interesante, y desglosa los diferentes tipos de personalidades que hacen ese tipo de cosas (que hago en la película)”, agregó. También investigó sobre narcisismo y criminología.

(Foto: Warner Bros.)

5. La tensión con Robert De Niro

Todo inició antes de comenzar a rodar la cinta, pues De Niro pedía que todos se reunieran para llevar a cabo una lectura completa del guión y Phoenix se oponía. Joaquin decía: “No voy a hacer una lectura de mierda, de ninguna manera”, mientras Robert respondía: “Yo hago lecturas antes de empezar a grabar. Eso es lo que hacemos los actores”.

Al final, De Niro ganó la pelea y, en privado, le dijo a Phoenix que todo iba a salir bien y le dio un beso en la mejilla. A pesar del acercamiento su relación fue siempre distante. Joaquín se limitaba a darle el saludo y procuraba no hablar con él en el set.

6. Empatía con el villano

Muchas personas han comentado que la película es una posible incitación a la violencia y ha sido todo un reto para él mostrar lo contrario. Ha declarado que definitivamente el Joker no es un héroe y que se comporta de una manera repugnante, pero que a pesar de todo, consiguió empatizar con él.

10 mensajes ocultos en el "Joker" de Joaquin Phoenix que NO notaste

“No podemos apartarnos de intentar entenderlo. Si miramos la violencia con la perspectiva del trauma infantil, entonces veremos que esas personas se comportan reaccionando a las condiciones en que vivieron, su entorno... Sabemos que la violencia puede ser aprendida y desaprendida. Es absolutamente necesario que tengamos empatía, pero eso no significa que disculpemos o justifiquemos el comportamiento violento. Esta película no da respuestas fáciles porque no hay respuestas fáciles en esta jodida vida”, indicó.

(Foto: Warner Bros.)

Con información de El País, La Tercera, Infobae y El Comercio

VIDEO:

Comentarios

 

Tienes que ver esto